Aumentan las denuncias sobre la situación carcelaria de José Daniel Ferrer

Corresponsal en La Habana Guardar

Este jueves la dirección de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) circuló un comunicado sobre la situación carcelaria que sufre el líder de esta organización, José Daniel Ferrer García, luego de que su esposa e hijos pudieran visitarlo en la prisión Aguadores, en Santiago de Cuba, y confirmaran el grave estado de salud en que se encuentra el opositor.

Ferrer García llevaba más de un mes desaparecido, sin que las autoridades del régimen dieran información sobre su paradero a sus familiares, cuando fue arrestado tras un operativo violento contra la sede de la organización que llevaron a cabo por elementos de la policía política.

Las presiones de su esposa, Nelva Ismarays Ortega Tamayo, del sector opositor en la Isla y de varias organizaciones internacionales, como Amnistía Internacional y «Cuban Prisioners Defenders», obligaron al régimen a conceder una visita de cinco minutos y donde Ferrer García comunicó a sus familiares que sostuvo «una huelga de hambre durante veinticinco días» que inició el día 6 de octubre mientras se encontraba en la Unidad Provincial de Instrucción Penal de Santiago de Cuba.

Según relató Ortega Tamayo, su esposo «ha perdido más de la mitad de su peso corporal, no posee casi fuerza muscular, y que ha perdido en buena medida la visión y la voz». Fueron visibles las marcas de su cuerpo, «parte de la cara rayada, hematomas en la parte torácica, abdominal, en las extremidades superiores, inferiores y la espalda; así como huellas de quemaduras por fricción y marcas de golpes con bastones».

Decenas de cubanos radicados en los Estados Unidos se han manifestado ante la embajada cubana en Washington para exigir el fin de la represión en Cuba, la libertad para todos los presos políticos cubanos, y en solidaridad con Ferrer García bajo el hashtag #FreeFerrer

Loading...

«Es hora de que el mundo se ponga del lado de los cubanos que queremos una Cuba democrática y con derechos para todos»; suscribieron los manifestantes según reseñaron una docena de medios de prensa.

Un editorial del medio independiente Diario de Cuba, bajo el titular «Los reyes de España tienen que reunirse con José Daniel Ferrer», señaló que el opositor sufre torturas y está encarcelado sin juicio y bajo amenaza de muerte.

«Los reyes de España viajan a Cuba el próximo lunes. Se ha discutido mucho acerca de lo oportuno de esta visita. La discusión llegó al debate entre los principales candidatos a la presidencia española celebrado el pasado lunes […]. El presidente en funciones Pedro Sánchez, candidato del Partido Socialista Español (PSOE) y quien ya visitó La Habana, respondió a los reproches argumentando ʻvínculos con el pueblo cubano, no con el Gobierno cubanoʼ. Como bien sabe Sánchez, las autoridades de la Isla no representan al pueblo, sino que lo sojuzgan»; señaló el editorial.

Más adelante la publicación ahondó en que, «del mismo modo que es imprescindible la acción de todas las organizaciones internacionales, los reyes de España deberían estar obligados, de persistir en sus planes de viaje, a interceder por Ferrer y los otros detenidos de la Unpacu. Y no solamente a interceder, sino a pedir encontrarse con ellos. Tendría que hacerlo en nombre de los vínculos con el pueblo de Cuba a los que remitía Pedro Sánchez»; concluía el editorial.

La narración de la esposa de Ferrer reveló que el opositor le explicó que en la celda de castigo donde le mantienen ubicaron a un preso común llamado Israel Frómeta con un amplio historial criminal y agresivo.

«Que le golpea cada vez que alza la voz y protesta o demanda atención médica; que el mismo preso expresó tener orientaciones de las autoridades carcelarias representadas por el Mayor Montoya para matarlo». Ferrer también le comunicó que, «este delincuente posee un arma blanca en la celda con beneplácito del oficial antes mencionado y amenaza constantemente con usarla en su contra».

El comunicado, escrito a partir del testimonio de Ortega Tamayo y sus hijos, afirmó que, «estamos seguros que esta visita fue arrancada al régimen comunista cubano gracias a esa solidaridad y la presión que genera».

«Pero ahora más que nunca necesitamos apoyo, pues de prolongarse las torturas, penas, tratos crueles, inhumanos y degradantes a que está siendo sometido, es cuestión de poco tiempo para que muera».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!