así se ha vivido el Himno Nacional en la corrida de la Hispanidad en Las Ventas

HIMNO. Suena el Himno Nacional. La plaza de Las Ventas, con una entrada fabulosa, se pone en pie. Llegan las notas a ese cielo de Madrid que quieren tocar los toreros. Emociones en el Día de la Hispanidad, con el recuerdo de los caídos. Ovación de gala. Por España. Siempre por España.

PASEÍLLO. Tras romperse el paseíllo, tributan unos aplausos a Gonzalo Caballero, que regresa a Madrid tras su dura cornada en San Isidro. Viste otra vez de sangre de toro y oro. A su lado, Eugenio de Mora, de azul pavo y oro, y Jesús Enrique Colombo, de purísima y oro.

PRIMER TORO. Protestan al hondo toro de Valdefresno, que el próximo mes cumple los cinco años. Pierde las manos el manso, pero va y viene con calidad. Quiere… pero apenas puede. Con oficio, Eugenio de Mora saca algún muletazo estimable. Pero este “Cigarro” huye en cada pase y dura menos que una cerilla. El toledano lo mata de una estocada muy defectuosa. Recorre el anilllo el valdefresno con la muerte encima. Pitos al toro y silencio para el torero.

SEGUNDO TORO. Sale Clavelero, de guapa cara y con cuello pero de justo remate para Madrid. No agrada mucho el animal. Gonzalo Caballero tiene el gesto de brindar a don Máximo García Padrós, ángel de la guarda de los toreros. En el umbral del 7, comienza por estatuarios vibrantes, acompañados de un desdén y el de pecho. Pierde las manos el de Valdefresno. Se va a los medios, da distancia al toro.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!