Así es como Kim Kardashian combate el paso del tiempo

No hay duda de que Kim Kardashian cuida de su cuerpo y rostro. No se corta a la hora de seguir tratamientos, da igual el precio que tengan o lo raro que pueda parecer el procedimiento. Tan solo hay que recordar que fue la celebrity que puso de moda el Vampire Facial, que consiste en utilizar sangre para revitalizar la piel.

Después de este «doloroso» tratamiento, como así apuntó en su momento, Kardashian ha aconsejado uno nuevo: el CooLifting o Carboxiterapia. Este promueve la producción de colágeno y elastina en el rostro, tanto que incluso los resultados pueden notarse tras la primera sesión.

Gracias a una pistola de alta presión que contiene dióxido de carbono se promueve esta molécula y se eleva el nivel de oxigenación que ayuda revitalizar la cara. Con ella se incrustan en la piel una altísima concentración de principios activos anti-edad nebulizados. Además, este tratamiento también ayuda a hidratar el cutis y activar la luminosidad de la piel.

El rostro, que normalmente se encuentra a una temperatura de 36 grados de media, responde con una reacción dérmica profunda e intensa. El frío genera que los vasos sanguíneos se contraigan y expandan alternativamente para contrarrestar el choque térmico, estimulando la microcirculación cutánea. Lo mejor del procedimiento es que solo dura cinco minutos. Eso sí, previamente hay que preparar la piel con un peeling para mejorar el nivel de penetración y, tras el tratamiento, se aplica un masaje para terminar de extender el producto y potenciar la penetración.

El único inconveniente que puede tener es que se aconseja no lavar el rostro hasta pasadas unas horas después del tratamiento. El coste aproximado es de 75 euros la sesión y se recomienda mínimo seis, con el fin de obtener los mejores resultados. Seguro que, después de la recomendación de Kim Kardashian sean muchas las que decidan seguir este tratamiento.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!