Así celebró Ona Carbonell la medalla con sus compañeras

Tiene 29 años y 23 medallas mundialistas. Un botín precioso redondeado ayer con una plata en el solo libre en Gwangju. Es Ona Carbonell, historia en el agua porque supera a la rusa Natalia Ishchenko (21) y es la tercera nadadora con más metales, solo por detrás de Michael Phelps (33, 28 de ellas olímpicas) y Ryan Lochte (27).

«No me lo creo. Todo eso me está superando. No me pensaba que iría tan, tan, tan bien y tampoco sabía nada de todos estos récords. Cuando me dijeron que voy por detrás de Phelps y de Lochte dije: ‘¿perdona?’ Phelps para mí es como un ídolo, y haber superado a Ishchenko, que es mi referente desde pequeña… Estoy superemocionada y muy agradecida al equipo», admitió la nadadora antes de subrayar la dificultad de la hazaña y su ambición: «Cuesta mucho estar siete mundiales consecutivos en el podio. Estoy intentando no creérmelo mucho hasta que no acabe para estar concentrada. Tengo final de dúo libre y de equipos libre y hemos trabajado mucho. Así que, hasta que no acabe, centrada en la competición».

Aunque se dio un pequeño bailecito con sus compañeras para celebrar la medalla 23. Otra plata de trabajo y orgullo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!