Ángel León: “Montamos una locura que vivía de que la gente se cogiera un avión para comer en un restaurante” | BuenaVida

Ángel León no exagera: los listados de restaurantes por “los que merece la pena coger un avión” están (estaban) a la orden del día. Desde guías de viaje al ranking de The New York Times, donde es (era) frecuente ver su exclusivo Aponiente (en el Puerto de Santa María, Cádiz, con tres estrellas Michelin), en las posiciones de honor. «La vanguardia culinaria del mar», dijo el crítico gastronómico José Carlos Capel sobre la labor culinaria de León. Desde el pasado marzo, su impresionante fortaleza, a pie de marisma, permanece cerrada, como el resto de restaurantes del país (que ahora empiezan a reabrir tímidamente). Pero el chef sigue en activo, cocinando para 400 personas sin recursos en la provincia de Cádiz, bajo el paraguas de la ONG de su colega José Andrés, World Central Kitchen. Nos atiende por teléfono en uno de los recesos que le deja esta tarea. Últimamente, duerme poco y mal.

Las reflexiones de Ángel León se entrelazan con las de Ferran Adrià, el filósofo Fernando Bayón y el epidemiólogo Ildefonso Hernández, en el reportaje El virus que no respetó ni la caña, que ahonda en cómo viviremos la reapertura de bares y restaurantes. Puedes leerlo, junto a otros contenidos de gastronomía, salud o ejercicio físico, en el nuevo número digital de BuenaVida, descargable gratis en este enlace.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!