Analizamos cuatro masajeadores de pies y elegimos el mejor | Escaparate

Al igual que procuramos los mejores cuidados para nuestro cabello, manos y dentadura, conviene hacer lo mismo con nuestros pies. Sobre todo porque soportan nuestro peso corporal y porque gracias a ellos podemos desplazarnos de un lugar a otro. Y es que, ¿cuántas veces no hemos llegado a casa tras un largo día y hemos repetido la expresión ‘tengo los pies hechos polvo’?

Este cuidado no solo implica acertar con la elección del calzado para, por ejemplo, evitar durezas o callos. Los pies también necesitan ser mimados y una de las opciones que tenemos a nuestra disposición es adquirir un masajeador como los que hemos seleccionado para esta comparativa. No solo alivian la tensión acumulada sino que además ayudan a estimular el flujo sanguíneo para así sentirnos mejor. Eso sí, no todos los modelos son iguales y, en esta ocasión, nos hemos centrado en los que se basan en la técnica Shiatsu de origen japonés.

¿Qué modelos hemos probado?

Los masajeadores de pies seleccionados son los siguientes: Beurer FB35 (8), HoMedics FM-TS9-2EU (7,75), Marnur, masajeador de pies (9), y Renpho VC-RF-FM059R-EU-1 (8,5). Se han probado y evaluado a partir del análisis de criterios como los que se apuntan a continuación.

– Ergonomía: comodidad de uso de los dispositivos para los pies

– Construcción: si los materiales utilizados en su fabricación son buenos y duraderos, o por el contrario esta calidad es deficitaria.

– Masajes: la calidad del masaje es fundamental, cómo se siente uno tras finalizar una sesión, si los pies se notan más descansados y aliviados…

– Rendimiento: todos los modelos además de masajear los pies integran otras características extras que favorecen la experiencia de uso y contribuyen a la salud podal.

¿Cómo los hemos probado?

Hemos dedicado una semana a cada uno de estos cuatro masajeadores de pies para comprobar su usabilidad y funcionamiento, qué características ofrecen, cómo se aplican los masajes y, lo más importante, qué tal ha resultado la experiencia de uso. El momento elegido para hacer estas pruebas fue a última hora de la tarde.

El masajeador que ha obtenido la puntuación más alta es el modelo de Marnur con una valoración de 9 puntos. Presenta un buen acabado y los masajes que se aplican a los pies nos han parecido los mejores, con mención especial a su función de calor.

Marnur, masajeador de pies: nuestra elección

Su diseño sigue la estética de la propuesta del masajeador de Renpho porque los pies se introducen en unas fundas. Son suaves al tacto y se pueden extraer para lavarlas. En cuanto a sus controles, los botones para su manejo son muy pocos, por lo que enseguida te habitúas a ellos. Junto al de encendido, existe otro de control de la intensidad que permite elegir entre tres niveles de potencia (en función del que se elija, la luz LED que hay al lado se ilumina de un color u otro) y uno más de control de masaje que sirve también para seleccionar entre varios modos.

Al igual que sus competidores, para aplicar los masajes en los pies opta por la técnica Shiatsu que se puede combinar con calor pulsando otro de los controles de su menú. La experiencia de usuario resulta agradable y notas cómo se ejerce la presión, y por lo tanto, los masajes. Eso sí, conviene empezar por el nivel de intensidad más bajo para acostumbrarse y, de este modo, ir subiendo en intensidad de manera gradual. El calor que aplica el masajeador es leve, pero deja buenas sensaciones porque se reparte de manera uniforme.

De manera adicional, existe un botón llamado Control de Air Bag que hace que el masajeador aplique masajes de compresión a través de una especie de bolsas que se inflan y desinflan para tonificar los puntos reflejos.

Renpho VC-RF-FM059R-EU-1: la alternativa

El elemento diferenciador de este masajeador de la firma Renpho es que incluye un mando a distancia para controlar sus funciones. Resulta práctico y permite, además, interactuar con la botonera situada en su parte superior.

Comparte con el dispositivo de Marnur la posibilidad de extraer la cubierta de tela donde se introducen los pies para lavarla e incluye una cremallera. También una función de apagado automático tras 15 minutos de uso; este tiempo viene por defecto, pero si queremos programar una sesión de mayor duración (30 minutos) podríamos hacerlo aunque los últimos minutos se hacen un poco pesados y solo piensas ‘en acabar ya’.

Cumple con su función perfectamente y ayuda a reducir la tensión acumulada durante el día. Tras acabar de usarlo, notas mejoría al instante y sientes que los pies no están tan cargados. Su acabado transmite sensación de durabilidad, posee un diseño ergonómico y no hace tanto ruido como el resto de masajeadores. La función de calor es personalizable, como también lo es la posibilidad de elegir entre tres tipos de masaje e intensidad. Asimismo, aplica un mecanismo de compresión de aire: la sensación es similar al producto de Marnur, porque tienes la impresión de que el interior del masajeador se va inflando poco a poco como si fuese un globo y que llegado a un punto se desinfla.

Beurer FB35: mejor relación calidad-precio

Con protección anti-salpicaduras (zona superior) y pies de goma antideslizantes para una mayor adherencia, permite activar dos funciones para mejorar la experiencia al utilizarlo. Por un lado, está la función de masaje vibratorio. Por otro, masaje con burbujas: para nosotros es la mejor porque la sensación de alivio y relax es mucho más completa. Existe, asimismo, una función de calentamiento del agua que no ha resultado tan efectiva como hubiéramos esperado. En cambio, lo que sí nos ha gustado es que los masajes se pueden complementar con aromaterapia: incluye un filtro de aroma extraíble para rellenar el interior de forma cómoda.

Su coste económico no le impide ofrecer un rendimiento adecuado acorde a la franja de precios en la que se encuentra. En la zona del reposapiés, se han integrado dos rodillos de masaje (poseen un diseño desmontable) que desempeñan de forma bastante eficaz su trabajo y, además, contamos con tres accesorios extra. Uno de ellos elimina callos y piel muerta: otro es un dispositivo de masaje con tres puntos de presión que favorece la circulación; y el último es un cepillo que estimula las zonas reflejas de la planta del pie.

HoMedics FM-TS9-2EU

Muestra un buen acabado y construcción, y destaca por su diseño sencillo ya que dispone de un único botón para manejarlo. Este control se puede activar con la mano o los dedos del pie, como más cómodo nos resulte. En su interior, el fabricante ha incluido ‘18 cabezas de masaje’ repartidas en ambos lados: son las encargadas de aliviar el cansancio y el dolor de la planta de los pies.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!