Analizamos cinco modelos de ollas inteligentes para tu cocina | Escaparate

Ponerse el delantal y preparar un menú, ya sea para uno solo, la familia o los amigos no siempre es fácil; sobre todo porque no todas las personas manifiestan las mismas habilidades culinarias. Por suerte, los electrodomésticos son cada vez más inteligentes y facilitan la tarea, tal y como demuestran los robots de cocina y las ollas eléctricas de cocción lenta.

Sin embargo, no son las únicas opciones disponibles. Otra alternativa son las ollas de cocina ‘inteligentes’ que ofrecen al usuario un amplio abanico de programas predeterminados para cocinar todo tipo de recetas y lograr una alimentación sana y equilibrada sin renunciar a ricos sabores y texturas. Los modelos disponibles comparten una serie de características similares como un panel que permite controlar la olla y sus funciones, así como un recipiente antiadherente extraíble donde se echan los alimentos que se cocinan.

¿Qué modelos hemos seleccionado?

Se han escogido cinco ollas de las marcas más importantes y destacadas dentro de esta categoría de electrodomésticos. Son las siguientes: Aigostar Mi 30IAU (7,5), Bosch MUC88B68ES AutoCook (9), Cecotec GM H OVALL (8,75), FussionCook FC7Smart (8,75) y Newcook 3D (7,75).

Cada una ha recibido una valoración media tras su análisis, en el que se han tenido en cuenta criterios y aspectos como los siguientes:

– Construcción: ¿qué acabado posee la olla? ¿Cómo es la calidad de sus materiales? La sensación de resistencia y durabilidad que transmiten es importante.

– Manejo: se valora la facilidad de uso y que los menús de acceso a las diferentes funcionalidades no resulten complicados.

– Recetas: texturas, sabores, puntos de cocción, si los alimentos son tiernos…

– Accesorios: se han teniendo en cuenta también, porque facilitan la tarea de cocinar y así no hay que comprarlos por separado en caso de no tenerlos en casa.

Así los hemos probado

Legumbres como el arroz y las lentejas, carne, pescado y algún postre han sido algunas de las elaboraciones escogidas para poner a prueba estas seis ollas inteligentes. Esto nos ha permitido comprobar cómo se desenvuelve cada una cocinando y también el resultado final de esas recetas. También si desenvolverse a través de sus menús es fácil o no.

La Bosch MUC88B68ES AutoCook ha recibido la puntuación más alta. Aunque se trata de la segunda propuesta menos económica de la comparativa, en su conjunto nos parece la que ofrece un rendimiento más equilibrado, y sus 50 programas pre-definidos pone de manifiesto su alta versatibilidad. No obstante, el resto de propuestas a la hora de cocinar también dejan unos resultados muy buenos.

Bosch MUC88B68ES AutoCook: nuestra elección

Carnes, pescados, verduras, postres, sopas, estofados, entrantes… El abanico de posibilidades de esta olla express eléctrica es amplísimo, con la ventaja añadida de que se desenvuelve muy bien en las diferentes elaboraciones. Cuenta con 50 programas pre-definidos y un libro de recetas, aunque también se puede visitar la página web de Autocook que ha desarrollado el fabricante: además de sugerir platos, te brinda la alternativa de hacer la lista de la compra y resolver dudas culinarias desde la pestaña ‘Básicos’ (para los menos habilidosos es de gran ayuda). Incluso dispone de un filtro para seleccionar una receta en función de los siguientes criterios: categoría, tiempo, nivel de dificultad e ingredientes.

Funciona a través de tecnología de inducción, por lo que calienta antes; está fabricada en acero inoxidable y la capacidad de la cubeta anti-adherente es de 5 litros. Es un electrodoméstico potente (1.200 vatios) y el usuario tiene la opción de personalizar los ajustes de tiempo y temperatura. Para ello, tiene que dirigirse al menú ‘Mi modo’ (en el libro de instrucciones se detalla de manera clara los pasos a seguir). Comparte con otros aparatos de cocina de su clase las siguientes funciones: inicio diferido, apagado automático y mantenimiento del calor. Además, incluye una bandeja de dos alturas para cocinar al vapor, una espátula, una cuchara y un cestillo para fritos. Todos se pueden limpiar en el lavavajillas. 36% de descuento, ahorra 106,64 euros.

Cecotec GM H OVALL: la alternativa

De este modelo nos ha gustado, sobre todo, su amplia capacidad (8 litros) y que la tapa sea abatible. Además, su precio incluye los siguientes accesorios: un recetario, un cestillo para freír, un cucharón, una bandeja de horneado, un vaso medidor y una cubeta que al ser ovalada garantiza el cocinado de piezas enteras. Tanto el acabado de la olla como los accesorios transmiten sensación de calidad, resistencia y durabilidad.

Es altamente versátil al poder cocinar hasta de 19 maneras diferentes y aplicar varias técnicas culinarias: fuego lento, escalfar, confitar, guisar, cocina con turbo, horno, freír, sofreír… Los platos de cuchara como las lentejas y los garbanzos quedan especialmente ricos. Mientras, y para ahorrar energía durante el cocinado, el fabricante ha integrado un modo ‘Eco’. Asimismo, ha desarrollado un modo inteligente que adapta la cocción de las elaboraciones en función de la cantidad de alimentos que vayan a utilizarse en una receta.

Durante estas elaboraciones, es posible ajustar tanto la presión que alcanza la olla como la temperatura (máximo 200ºC) a través de su pantalla LED. Ésta integra un panel de control para desplazarte por sus distintas opciones de manera intuitiva, incluso si es la primera vez que utilizas una olla de este tipo. Junto al recetario, el usuario puede encontrar en el blog de Ollas GM más elaboraciones. Otras funciones de interés son: modo programable 24 horas, opción de calentar y recalentar, y control guiado paso a paso por voz (es compatible con el español). 13% de descuento, ahorra 26 euros.

FussionCook FC7Smart

Con un diseño cuadrado y una cubeta antiadherente de 6 litros de capacidad, esta olla programable integra un revestimiento externo llamado ‘Cool Touch’. Esto significa que si la tocas accidentalmente mientras está funcionando no te quemas. En lo referente a este funcionamiento, aplica la cocción a presión por lo que además de cocinar en menos tiempo los alimentos se preparan de forma más sana. Un detalle que nos ha gustado también es que posee un sistema sonoro que te avisa si colocas mal la tapa.

Es posible elegir entre 16 tipos de cocinado, y cocinar al horno, a fuego lento, dorar, sofreír, saltear… Hasta existen menús específicos para la elaboración de yogur, pan y postres si queremos preparar, por ejemplo, un bizcocho o una tarta. Viene con su propio libro de recetas, pero en la página web del fabricante se pueden encontrar otras muchas más propuestas. También nos ha gustado que el tipo de textura es seleccionable (le puedes ‘decir’ a la olla que quieres la pasta al dente) y personalizar la temperatura y los tiempos de cocción (esta opción la comparte con el modelo de Bosch). Incluye estos accesorios: un cucharón, un vaso medidor, un paletín, una bandeja para cocinar al vapor.

Newcook 3D: mejor relación calidad-precio

Es la propuesta más económica junto a la Aigostar Mi 30IAU y, por tanto, una alternativa a considerar por los usuarios que van a adquirir su primera olla programable y no quieren gastarse mucho dinero. Con un diseño compacto, ofrece un buen acabado y transmite sensación de durabilidad. Aunque al principio su funcionamiento y desplazarse por sus opciones de menú resulte menos intuitivo que otros modelos, con la práctica enseguida te haces a ella. Así, comparte con otras propuestas las funciones de ‘Programable 24 horas’ y mantenimiento de la comida caliente; con la olla de Cecotec tiene en común también que optimiza los tiempos de cocción a partir de los alimentos que se introducen en su cubeta anti-adherente que es de 6 litros de capacidad.

Aunque sus programas preconfingurados se reducen respecto a los modelos más avanzados, es posible cocinar al horno, a la plancha, al vapor o al baño maría, hervir, guisar… Incluso cuenta con una función de calentar y recalentar por si nos hiciera falta. Como característica adicional, es posible elegir si cocinamos sin presión o con una presión alta o baja. El jugo de ciertos alimentos como las verduras produce una agradable sensación al paladar porque la olla incorpora un efecto de presurización. Si se fuera la luz, la olla retomaría la receta donde la dejó. Incluye un recetario y estos complementos: espátula, accesorio para asar y un vaso medidor.

Aigostar Mi 30IAU

Fabricada en aluminio y acero inoxidable, tiene una potencia de 1.000 vatios y su capacidad (5,5 litros) permite elaborar hasta cinco raciones de la receta elegida. Eso sí, como no viene con un recetario propio, el usuario tendrá que investigar y adaptar las recetas que encuentre.

Otro aspecto a mejorar, comparado con otras propuestas, es que el libro de instrucciones no es tan sencillo como cabría esperar. Sin embargo, enseguida te familiarizas con el funcionamiento de la olla gracias a su panel frontal LED. Este incluye 15 programas preconfigurados para cocinar desde legumbres a arroz, pasando por caldos, guisos o aves. Incluso es posible cocinar al vapor, aunque en este caso la rejilla para cocinar usando esta técnica no viene incluida.

Hay que hacer una mención especial a lo bien que quedan los arroces, las lentejas y los garbanzos. El ajuste de la presión es seleccionable también y, además, incluye un temporizador para programar las recetas y una función que mantiene calientes los alimentos durante dos horas una vez están cocinados. ¿Y la limpieza? Los restos acumulados en la cubeta se desprenden sin complicaciones. En cuanto a los accesorios, viene con un par de cucharas y un vaso medidor, ambos fabricados en plástico.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!