Anabel Pantoja termina su cumpleaños en comisaría

Anabel Pantoja, a quien Isabel Pantoja considera como una hija más como ha demostrado en numerosas ocasiones, lleva años defendiendo contra viento y marea a su tía en los platós de Mediaset. La llamada «sobrinísima» cumplió ayer 33 años y, a pesar de ser motivo de alegría y felicidad, la joven pasó uno de los peores días de su vida. El cumpleaños comenzó muy bien, con una entrevista de la tonadillera en «Supervivientes» donde explicó cómo recuerdaba el día de su nacimiento. «Me pilló en el aeropuerto de Málaga, a mi hermano y a mí que íbamos a cantar a Melilla. Mi cuñada se puso de parto y mi niña nació en Sevilla, que estábamos locos por tener una niña», relató ante una emocionada Anabel. Además, quiso explicar qué se esconde detrás del nombre de Anabel: «Lleva el nombre de mi madre, de su yaya, Ana, e Isabel, por su tía y madrina, y mi hermano Agustín, su padrino. Así que imagínate, es la única sobrina que tengo pero es la mejor, la más guapa, la más linda, la adoro y me muero por ella porque es única». Unas emotivas palabras con las que Anabel no pudo hacer otra cosa que emocionarse junto con su tía.

Sin embargo lo pero estaba por llegar y, el propio 15 de julio por la tarde, durante su habitual participación como colabora de «Sálvame». Una de las cosas más comentadas de la tarde fue la entrevista de Isabel Pantoja, muy criticada por ser muy suaves con la cantante y no hacer preguntas comprometedoras. En especial fueron duros con Lydia Lozano, a la que Kiko Hernández y María Patiño tacharon de pelota. «Lo que a mí me llega es que querían que mi tía estuviera cómoda y querían escucharla», le intetó defender Anabel.

Unas palabras que acabaron en su contra. «Confirma entrada a medida, salida a medida y entrevista a medida y ella que se tiraba de los pelos llega hoy con su santo fandango y lo confirma», gritó Gema López mientras la «sobrinísima» abandonaba el plató entre lágrimas. «Como reality muy bien, pero como superviviente es tan mala como tú como defensora», añadió.

Tras el programa, la joven dio una cena improvisada con algunos amigos y compañeros de trabajo. Entre ellos se encontraban María Patiño, Gema López, Mila Ximénez, Raquel Bollo y Lydia Lozano. Sin embargo sí echaron de menos a Belén Esteban o Laura Fa, quienes son muy amigas de la colaboradora.

Tras la fiesta de cumpleaños fue a su casa y se la encontró desvalijada. «Me han robado un ordenador, dos Ipads, un bolso de marca, una mochila de piel y varias joyas», ha explicado la colaboradora.

Loading...

Esta tarde, uno de los reporteros del programa se ha trasladado hasta la vivienda para dar la última hora.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!