Amancio Ortega cifra en 58.685 millones el patrimonio neto de sus sociedades | Compañías

Amancio Ortega acumuló un patrimonio de casi 59.000 millones de euros al cierre de 2019 en su imperio empresarial. El fundador de Inditex, hoy convertido en el principal empresario inmobiliario de España por volumen de activos, alcanzó una cifra total de 58.685 millones de euros de patrimonio neto entre todas las sociedades y negocios de su propiedad, un crecimiento de casi el 14% respecto al año anterior.

Así consta en las cuentas de Pontegadea Inversiones recién depositadas en el Registro Mercantil. Esta es la sociedad a través de la que Amancio Ortega controla tanto Inditex como el grueso de las empresas con las que actúa en el sector inmobiliario. Sin embargo, esta cifra también tiene en cuenta la aportación de otras sociedades que se sitúan bajo la “misma unidad de decisión”, “al estar controladas por una personas física”, como dicen las cuentas. Eso incluye principalmente, además de Pontegadea Inversiones y todas sus filiales, a Partler 2006 (que tiene un 9,28% de Inditex) y sus sociedades dependientes.

En los ejercicios anteriores Pontegadea Inversiones también daba una cifra de patrimonio, pero esta vez ha incluido todas las sociedades que forman parte de la “unidad de decisión”. Lo mismo ocurrió cuando hace escasas semanas se conoció el volumen de activos inmobiliarios bajo su poder: más de 15.000 millones de euros, valor que resultaba de sumar los activos de todas sus sociedades y no solo de Pontegadea.

Por ello, esta es la primera vez que Ortega plasma en un documento el valor total del patrimonio neto de sus sociedades. Hasta ahora, su patrimonio era conocido de forma aproximada a través de cálculos como los de Bloomberg o Forbes. La primera estima su fortuna actual en unos 50.000 millones de euros, mientras que la segunda calcula en torno a 52.000 millones, siendo la sexta mayor fortuna del mundo, con el valor de las acciones de Inditex como componente principal.

Los casi 59.000 millones resultan de la suma del patrimonio neto de todas sus sociedades, incluida Inditex, que aporta cerca de 20.000 millones. Además, entre todas ellas suman activos por 75.317 millones, ingresos por 31.787 millones, y beneficios por 6.628.

Solo Pontegadea Inversiones cerró el ejercicio 2019 con un beneficio neto individual de 2.301 millones de euros, el doble que en el ejercicio anterior, gracias a los 2.386 millones de euros percibidos de sus sociedades dependientes.

Una vez aplicados ajustes de consolidación, todas las sociedades propiedad de Ortega y que se agrupan en lo que llama Grupo Pontegadea, registraron una cifra de negocios total de 2.261 millones y un beneficio neto de 1.778 millones de euros en 2019, tal y como informó el mismo a principios de este mes.

Transferencias

Entonces también se dio a conocer el valor total de la cartera inmobiliaria, de 15.163 millones de euros, después de un año de especial actividad, en el que destinó 2.065 millones de euros a nuevas adquisiciones. Para apoyar ese volumen inversor, Pontegadea Inversiones inyectó 2.210 millones en su filial Pontegadea Inmobiliaria, frente a los 585 transferidos en el año anterior, que poseía a cierre de 2019 un volumen de activos de 9.004 millones, el 60% de la cartera total. Esta filial, que registró un beneficio neto de 35 millones, llevó a cabo durante el año pasado una ampliación de capital por otros 42 millones, y donó 90 a la Fundación Amancio Ortega para un proyecto comprometido con la Xunta de Galicia para levantar siete centros de atención a mayores.

Por otra parte, las cuentas de Pontegadea Inversiones reflejan unas retribuciones de siete millones de euros en 2019 a los cuatro miembros que componían su consejo de administración. Entre ellos están el propio Ortega y su mujer, Flora Pérez. También reseña un gasto salarial de ocho millones de euros entre el equipo directivo, compuesto por 24 personas.

Además, las cuentas reflejan que la sociedad “distribuyó reservas voluntarias por importe de 30 millones de euros”, 10 millones más que el año anterior. Estas reservas son de libre disposición, y como tales, y aunque las cuentas no especifican la finalidad de su distribución, son perfectamente accesibles para los accionistas, en este caso Amancio Ortega.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!