“Alguien tiene su contraseña”. De cómo el equipo de Hillary Clinton picó en un hackeo de su correo electrónico

La unidad 26165 estaba alojada en unos edificios que eran propiedad del Ministerio de Defensa y en otro tiempo habían formado parte de un vasto complejo de principios del siglo XIX, situado en los terrenos de una antigua fábrica textil en el centro de Moscú. Se accedía por una puerta discreta en Komsomolsky Prospekt, bajo un gran arco amarillo de piedra con una extraña toma de corriente orientada a la calle. Durante la guerra fría, la unidad 26165, conocida entonces como el 85º Centro Principal del Servicio Especial del GRU [el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas rusas], estaba especializada en descifrar. A mediados de la década de 2000, la unidad se había expandido para incluir la intrusión en redes informáticas, en otras palabras, el hackeo.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!