Algo nuevo del amor

Nuestra amistad es antigua, más antigua que su fama. Antes de que Armando Manzanero —fallecido a los 85 años— se hiciera tan importante y tan popular, ya me mandaba canciones. Como El gondolero, que fue un éxito en los años setenta. La amistad prendió en México a finales de la década anterior. Y allí he cantado muchas veces con él. La última, cuando grabamos juntos Adoro, para el disco de duetos con el que celebré 50 años con la música. Lo vi en persona por última vez el año pasado en la Riviera Maya, en el festival de Cine Latino en el que me dieron una especie de Oscar de la música en español. Estaba todo México y había también muchos españoles. También estaba Armando. Pudimos hablar, pero aquella vez no lo escuché cantar.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!