Alegría contenida en el vestuario: «Queremos ganar el campeonato»

La alegría se desbordó en la pista nada más acabar el partido. Un choque de 50 minutos. Dos prórrogas. Un corazón único y el pase a la final del Mundial. Medalla segura. Tocaba festejar, esta vez sí, aunque la alegría fue contenida. Queda un paso más, que ya no es una quimera. «Aún no hemos conseguido lo que queremos, que es ganar el campeonato. Estamos demostrando que podemos tener menos talento que otros años, pero el corazón está ahí», afirmaba Ricky Rubio, uno de los que más ha confiado desde el principio en este equipo.

El catalán habló de la exhibición de Marc Gasol. «A mí no me sorprende porque sé lo bueno que es. Igual no estaba teniendo el campeonato tan brillante en los números, pero sí en defensa y ayudando al equipo, siendo el líder que es. Hoy han entrado los tiros y eso también es importante», expuso.

Felices estaban todos, aunque los más jóvenes eran los que más lo demostraban. El abrazo de los Hernangómez, la celebración con Llull mientras atendía a la prensa… Felicidad total en el vestuario, que quiere más. «Ha sido un triunfo histórico. Australia ha hecho un partidazo y podía haber ganado cualquier. Cuando peor van las cosas, este equipo saca su gen ganador, su carácter y su corazón y así hemos ganado», dijo Llull.

Con la victoria, España alcanzó el podio. «Es la medalla más inesperada. Pero repito. Sólo con corazón no ganas. Y han puesto mucho, mucho corazón. Pero ya daba por hecho que iban a poner mucho corazón. Lo que hay que poner ahí es la cabeza. Los últimos minutos del partido ha habido mucha cabeza», asumía Scariolo antes de poner calma, para recuperarse y pensar ya en la final, cuyo rival saldrá del duelo entre Francia y Argentina.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!