Ajedrez Van Foreest: Van Foreest, pasmoso ganador en la ‘muerte súbita’ | Deportes

Un gran día para el deporte en los Países Bajos, y un desenlace de infarto. El asombroso Jorden Van Foreest, de 21 años, primogénito de una familia marcada por el ajedrez, cuya victoria se pagaba 100 a 1 hace dos semanas, ha ganado en Wijk aan Zee el torneo Tata, el más prestigioso del calendario, tras derrotar a su compatriota Anish Giri en una electrizante muerte súbita. El noruego Magnus Carlsen, 6º, firma uno de los mayores fracasos de su carrera mientras el iraní Alireza Firouzja, de 17 años, 3º-5º, confirma su enorme potencial.

“Pasar de 2.700 [puntos Elo] era mi gran objetivo a medio plazo. Lo he conseguido en un solo torneo, subiendo 30 puntos de golpe. Y además he ganado lo que muchos llaman el Wimbledon o el Roland Garros del ajedrez. Aún no puedo creerlo, porque hasta hace dos días ni siquiera soñaba con ello. Es el sueño de toda mi vida hecho realidad”, manifestó Jorden Van Foreest pocos minutos después de su muy inesperado triunfo.

Preguntado por EL PAÍS, se definió así como jugador y como persona: “Mi estilo tiende a ser salvaje, rápido, algo desordenado. Y eso tiene mucho que ver con mi temperamento; soy muy descuidado, demasiado relajado a veces, me gusta hacer todo muy rápido, voy con prisa a todas partes”.

Jorden es el mayor de cinco hermanos, hijos de un alto directivo de la universidad de Groninga y de una doctora y programadora informática. Uno de ellos, Lucas, de 19 años, también es gran maestro. Y Machteld, de 13, ha sido campeona de los Países Bajos sub 10 y sub 12. Su tatarabuelo Arnold y otro antepasado lejano, Dirk, fueron tricampeones nacionales absolutos.

El largo día más feliz de su vida empezó muy bien para Jorden porque pudo colocar una novedad de laboratorio frente al sueco Nils Grandelius, que le dio una prometedora posición. A partir de ahí, todo el mérito fue suyo hasta que firmó, probablemente, la victoria más brillante de su carrera.

Todo eso le podría haber salido más redondo todavía, porque Giri daba mientras tanto serias muestras, frente a David Antón, de estar seriamente tocado por su maratoniano empate de ayer con Firouzja tras tener la partida ganada. De hecho, el español logró una posición dominante, pero luego contemporizó en lugar de ir con vigor a por el líder, quien se acabó zafando y arrancado medio punto esencial tras seis horas de castigo. Antón hizo este balance: “Tres derrotas y diez empates no es lo que esperaba, es un poco frustrante; pero he tenido buenas posiciones contra los favoritos del torneo, mis tablas incluyen a Carlsen, Caruana y Giri, y me quedo con que eso es una buena señal para el próximo futuro”.

Por otro lado, mientras el estadounidense Fabiano Caruana, 2º del mundo, no podía doblegar con negras al noruego Aryan Tari, Firouzja tenía una ventaja enorme durante mucho tiempo frente al polaco Radoslaw Wojtaszek. Una victoria le habría puesto en el desempate rápido con Van Foreest si Giri hubiese perdido, y también entre los diez primeros del mundo a los 17 años. Pero Giri no perdió, Firouzja no ganó -fue impreciso en la sexta hora de juego- y saldrá en la próxima lista como 13º del mundo, en una trayectoria muy similar a la de Carlsen a la misma edad.

El desempate rápido fue tremendo. Después de dos empates en la modalidad relámpago se llegó a la muerte súbita: cinco minutos para Giri con blancas, obligado a ganar, y cuatro para Van Foreest, quien logró una posición totalmente ganada y con más tiempo. Pero de pronto cometió un error garrafal y quedó perdido. Sin embargo, a Giri apenas le quedaban unos segundos, y se le acabó el tiempo.

La octogésimo tercera edición de Wijk aan Zee, celebrada por primera vez sin público, también será histórica por el fracaso de Carlsen, en una de las peores actuaciones de su carrera, aunque su sexto puesto sería un resultado bueno o normal para casi todos los demás jugadores de élite: una derrota inapelable, ante el ruso Andréi Yesipenko, de 17 años, nueve empates y tres victorias (Firouzja, Grandelius y Vachier-Lagrave). Mientras hacía abundantes gestos de desagrado y dolor, acertó a decir: “Mi actuación es vergonzosa. Me sentía bien cuando llegué tras mis vacaciones, y mejor aún tras ganar en la primera ronda a Firouzja. Pero luego empecé a cometer un error tras otro, un día sí y otro también. Por fortuna, he ganado dos de las cinco últimas, y eso me reconforta un poco para seguir trabajando. Es mi único consuelo”.

Resultados (13ª y última ronda): Carlsen 1 – Vachier Lagrave 0; Firouzja – Wojtaszek, tablas; Antón – Giri, tablas; Tari – Caruana, tablas; Van Foreest 1 – Grandelius 0; Donchenko 0 – Yesipenko 1; Duda – Harikrishna, tablas.

Clasificación final: 1º-2º Giri y Van Foreest 8,5 puntos;3º-5ºYesipenko, Caruana y Firouzja 8; 6ºCarlsen 7,5; 7º Harikrishna 6,5; 8º-9º Tari y Grandelius 6;10 Duda 5,5; 11º-13Antón, Wojtaszek yVachier-Lagrave 5;14º Donchenko 3,5.

Portal oficial: https://tatasteelchess.com/

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!