Ajedrez Carlsen: So resiste (2-2) a Carlsen en la primera manga | Deportes

Todo indica que Wesley So es ahora mismo el rival más duro para Magnus Carlsen en la final de un torneo rápido por internet como el Opera Euro, cuya 1ª manga ha terminado hoy igualada (2-2). El estadounidense de origen filipino ha sido capaz de ganar cuando no tenía más remedio (perdía 2-1), y lo ha hecho de manera convincente. En la lucha por el tercer puesto, el azerbaiyano Teimur Radyábov domina al francés Maxime Vachier-Lagrave por 2,5-1,5.

Incluso Carlsen ha aceptado el resultado como normal: “En esa partida me encontraba incómodo porque antes del error táctico decisivo había cometido otro de evaluación. De modo que el empate es lógico, y confirma que Wesley es un rival muy fuerte”.

Ciertamente, ese cuarto asalto fue difícil para el campeón del mundo desde la apertura; sobre todo, por un motivo que él no supo hasta después: So publicó recientemente un vídeo para Chessable (una plataforma de entrenamiento que pertenece al grupo empresarial Play Magnus Group, del que Carlsen es el accionista mayoritario). “No tenía ni idea de eso; de haberlo sabido, no hubiera jugado esa variante”, explicó después el escandinavo. Y So justificó por qué la eligió: “No espero que el campeón del mundo vea mis vídeos para aficionados”.

Aparte de la pequeña -y molesta- ventaja del exfilipino en la apertura, lo más interesante llegó en la jugada 22, cuando el gran maestro británico David Howell, comentarista de la retransmisión en directo de Chess24, dijo: “Ningún jugador de élite tomaría ahora de peón en f6”. Pero Carlsen lo hizo porque no le gustaba la respuesta normal (tomar con la torre). Sin embargo, el remedio fue peor que la enfermedad, y la presión a la que fue sometido a continuación derivó once movimientos más tarde en el error táctico que le costó el punto.

La victoria de Carlsen en el 2º asalto fue también muy interesante, tras una apertura de enormes complicaciones, en la que So innovó dos veces: primero, sobre una partida suya; y luego, sobre la referencia principal en el vigésimo lance. En ese momento, el estadounidense tenía una pieza de menos por tres peones. Solo dos jugadas después, el noruego decidió devolverle la pieza y ahí estuvo la clave: So disponía de una manera de rechazar el presente y lograr clara ventaja. Pero no lo vio, quedó algo peor y, como de costumbre, Carlsen fue implacable en la conversión y ejecución.

Una deducción lógica de lo acontecido hoy es que a Carlsen le conviene obligar a So a salir de su zona de confort, llevarle a posiciones donde tenga que pensar fuera de la caja de lo ortodoxo, que deba arriesgar. No es que el estadounidense no sepa jugar bien en un río revuelto -en realidad, es muy fuerte en todo tipo de posiciones-, sino que ello va en contra del estilo conservador que él mismo ha elegido, tal vez por su carácter personal. Obviamente, esa estrategia también implica riesgos para el campeón. La pregunta es si, tras los altibajos y errores graves de los últimos días, semanas y meses, Carlsen conserva aún intacta la confianza en sí mismo.

Portal oficial: https://championschesstour.com/

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!