Acuerdo fallido

Pocas dudas caben ya de que el Gobierno de coalición ha gestionado mal el plan de tomar prestados 14.000 millones de remanente de los Ayuntamientos con la condición de devolver esa cantidad en los próximos 10 años e inyectar 5.000 millones en los municipios entre 2020 y 2021. El real decreto ley que permite realizar ese intercambio (o apaño, para algunos alcaldes), acordado con el único apoyo del PSOE en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), tiene todos los visos de sumar un error político a otro error económico, aunque a estas alturas sea más evidente el primero. Los alcaldes han iniciado una fase de rebelión que puede dejar el proyecto en papel mojado; si los municipios no entregan los fondos, la propuesta habrá fracasado. Y lo más probable es que ese fracaso se produzca de forma inevitable, a pesar de las rectificaciones parciales que pretende conceder Hacienda (como pagar los costes financieros de los ahorros retenidos).

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!