A la Liga se le atasca el gol

Mucho se ha hablado de la igualdad de la Liga. Mucho también de la falta de gol del Real Madrid. Sin embargo, resulta que la ausencia de pólvora es un mal que afecta a todo el campeonato. La competición española es la menos goleadora de las grandes ligas europeas. Después de once jornadas y 110 partidos disputados, en España se han marcado 271 goles, 31 menos que el año pasado. La media es de 2,46 tantos por partido (el año pasado a estas alturas era de 2,75), muy por debajo de las otras grandes ligas del Viejo Continente. En la Bundesliga alemana la media es de 3,11 goles por choque; en la Premier League inglesa, de 2,83; en la Serie A italiana, de 2,75; y en la Ligue 1 francesa, se marcan 2,7 goles por cada en cuentro que se disputa.

De mantenerse la media hasta final de temporada, la Liga española acabaría con 935 goles y sería la primera vez en doce años que no alcanzara los 1.000 tantos. La última vez que no llegó a esa cifra redonda fue en la temporada 2006-2007 cuando se marcaron 942 goles (la media fue de 2,48). Hace dos años, por ejemplo, se lograron 1.118 (media de 2,94) y el año pasado fueron 1.024 (media de 2,69). El análisis facilón de esta sequía no dudaría en mencionar a Cristiano Ronaldo, un futbolista que en nueve años en el Real Madrid marcó 450 goles, a 50 por temporada, 311 de ellos en Liga. Sin embargo, el año pasado Cristiano solo hizo un gol en las primeras once jornadas… pero luego acabaría la competición doméstica con 26.

Una rareza

«Me sorprende este dato, diría que es fruto de la casualidad. En España muchos equipos juegan un fútbol alegre, con un esquema 4-3-3, con líneas adelantadas, con llegadas. Creo que habría que esperar al final de temporada para hacer un balance», dice Miguel Gutiérrez, experto en fútbol alemán y comentarista televisivo. De hecho, Gutiérrez cree que la competición española es mucho más ofensiva que la germana, la más goleadora este año, pero donde «es muy raro que un equipo marque más de 100 goles». «En Alemania hay bastantes equipos que tienen un planteamiento defensivo, no quieren el balón, juegan al contragolpe…», añade. Además de al Bayern, salva de la quema al Borussia Dortmund, al TSG 1899 Hoffenheim y al RB Leipzig.

Casualidad o no, el caso es que en España el 40 por ciento de los equipos promedian un gol o menos por partido. Son Valencia, Betis, Huesca, Leganés, Villarreal, Valladolid, Athletic y Getafe. Hace un año, el Real Madrid acumulaba 22 goles y ahora lleva 16 dianas. Peores son los casos de Villarreal (ha pasado de 18 a nueve tantos), Betis (de 21 a ocho) y, sobre todo, Valencia. El año pasado el equipo dirigido por Marcelino García Toral era el más goleador con 30 y ahora es el que menos marca con siete (ninguno de los jugadores valencianistas ha hecho más de un tanto esta campaña). En once jornadas de Liga ya ha habido diez partidos que terminaron sin goles.

Miguel Gutiérrez apunta que «también es verdad que hay talento que se ha ido» y menciona a «gente importante» como Diego Costa o Gerard Moreno que, de momento, no las están enchufando. Eso sí, asegura que el fútbol es una cuestión de rachas. Pone como ejemplo a Krzysztof Piatek, delantero polaco del Genoa que empezó la Serie A como un tiro, con nueve goles en las primeras ocho jornadas y ahora lleva tres partidos sin ver puerta.

Aún peor en Segunda

Curiosamente, tanto en Segunda división como en los cuatros grupos de Segunda B la media goleadora es aún más baja que en Primera División. En Segunda se han marcado 297 goles en 132 partidos, a una media de 2,25 por choque. Por debajo de la Bundesliga 2 alemana, con 2,79 de media; la Championship inglesa, con 2,57; la Serie B italiana, con 2,55; y la Ligue 2 francesa, con 2,26.

Loading...

En Segunda B, el grupo II es el que mejor media de goles tiene con 2,37 por partido. La del resto es paupérrima: en el grupo I es de 2,21 tantos; en el grupo III, de 2,08; y en el grupo IV, de 2,04. Fran Alcoy, entrenador del Talavera, cuarto clasificado en el grupo IV con catorce tantos a favor y seis en contra en once partidos, niega que su equipo sea defensivo: «Nuestros planteamientos siempre son atrevidos. Somos de los pocos que jugamos con dos puntas, con laterales ofensivos, que intentamos defender en campo contrario…». Sin embargo, Alcoy reconoce que en Segunda B esto no es lo normal, ya que «los equipos juegan muy replegados, se arriesga poco y los partidos se deciden por detalles».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *