2020 | Un año maldito

La portada de este número especial retrata toda la angustia, el dolor y la incertidumbre que han marcado a fuego este 2020. Son dos sanitarias que se abrazan y lloran la muerte de Esteban Peñarrubia, enfermero del hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), uno de los primeros profesionales de nuestra sanidad pública víctima de la covid-19. Después de los ancianos, y su injustificable abandono en las residencias, el personal sanitario es el que ha pagado un precio más alto —en vidas y en contagios— en la lucha contra el virus, al que se enfrentaron en los primeros momentos completamente desprotegidos.

2020 ha sido un año negro, sin paliativos. Nunca sospechamos que la globalización era también esto: un minúsculo meteorito que impacta en Wuhan y transmite su capacidad de destrucción a la velocidad del rayo hasta el último rincón del planeta. No lo vimos venir, no estábamos preparados y hemos pagado nuestra soberbia con más de un millón y medio de muertos en todo el mundo y el colapso de nuestras economías. Nos creíamos a salvo en nuestras sociedades hiperprotegidas, e hicimos oídos sordos a las señales anticipatorias que lanzaron otros virus, y a quienes pedían planes de contingencia.

Coronavirus

España

Internacional

Cultura

Deporte

Periodismo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!